LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO

LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO
LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA Y FERNANDO "HUANCHACO" GUTIÉRREZ

jueves, 16 de diciembre de 2010

"MARÍA Y LOS NIÑOS POBRES" / "NIÑOS DE LA CALLE" EN "LA PRENSA" (BOLIVIA)

Presentación: el director Leónidas Zegarra muestra el afiche de la película

Obermaier debuta como actor en María y los niños pobres

Producción: La nueva película boliviana aborda la realidad de los niños de la calle y su fe. Se estrena en la ciudad de La Paz el viernes 23, en el Cine Teatro 16 de Julio.

Llega una nueva película boliviana a las salas. Y marca el debut de Sebastián Obermaier, sacerdote alteño de origen alemán. Su título es María y los niños pobres, aborda la temática de los pequeños de la calle que enfrentan los problemas del alcohol, las drogas, su exposición al tráfico de órganos; e intenta dar un mensaje de esperanza a través de la fe.

El cineasta peruano Leónidas Zegarra está tras la dirección de las cámaras de este nuevo filme nacional. Él manifiesta que si bien la trama gira alrededor de la problemática de los niños de la calle y la fe, lo que pretende la película es transmitir un mensaje de esperanza y de conciencia en la sociedad sobre esta incierta realidad, “eso es lo que al final queremos”.

La cinta se rodó en vistosos paisajes de las ciudades de La Paz y El Alto. El proceso de preproducción, producción y postproducción duró aproximadamente un año. Cuenta con un reparto de más de 70 actores, de los cuales 69 son bolivianos. Para esto se realizó un casting al que asistieron 300 personas, de ahí se eligió al elenco.

Sobre la participación de uno de los iconos de la urbe alteña, el padre Obermaier, Zegarra expresa su complacencia y reconoce su virtud como ser humano, sacerdote y ahora como actor. “Su entrega ha sido total, con una valentía extrema”.

Dos sucesos remarcan estos conceptos expuestos por el director de la película. El primero se refiere al vuelco que sufrió la camioneta de Obermaier en septiembre de este año; a pesar de sus policontusiones, el párroco se presentó al día siguiente a la filmación, a la hora determinada, como si nada hubiese ocurrido; el segundo señala que cuando se proyectó la primera prueba del filme, Zegarra vio sollozar al sacerdote ante las escenas que se mostraban.

En la producción de la cinta participaron empresas bolivianas como AeroSur, la Fundación Estás Vivo y el cine Hollywood, que contribuyeron al financiamiento de la propuesta cinematográfica. En el costo del rodaje se erogaron alrededor de 20.000 dólares americanos.

Respecto de esto, Zegarra comenta que si bien gran parte de los gastos fueron cubiertos, todavía falta un remanente que servirá para pagar los sueldos a los actores. Esto espera ser solucionado con las recaudaciones de la película. Por tanto, “la asistencia del público es muy importante”, asevera el director, quien invita al estreno, que se realizará el viernes 23 en el Cine Teatro 16 de Julio.


Presentación: el director Leónidas Zegarra muestra el afiche de la película
Perfil

Leónidas Zegarra nació en Perú, desde el año 2006 radica en Bolivia.

Realizó más de 20 películas, entre las que se destacan: La Amenaza del Helado, Kill Bil y Superchaco.

Su próximo proyecto es 2012 la batalla final, que tiene planificado filmar en el lago Titicaca.

“Fue una experiencia demasiada hermosa”

Obermaier: Le propusieron personificar un papel protagónico que él practica todos los días y lo aceptó con mucho honor.

— ¿Cuál ha sido su participación dentro de la película?

—Soy un sacerdote de cuatro que nos damos a la tarea de encontrar la forma de ayudar a la gente pobre, especialmente a los niños y adolescentes de la calle; también hago la presentación del templo y celebro la misa. Fue una experiencia demasiada hermosa, no hay palabras para expresar mi sentimiento de felicidad.

—¿De qué manera le invitaron para ser parte de esta historia?

—Me buscaron sobre todo para actuar en los ambientes de la parroquia y como sacerdote; por supuesto por la temática no dudé en hacerlo, es que la motivación fue muy grande.

—¿Cuál es el mensaje de la película?

—El sufrimiento de los niños y adolescentes de la calle, que se enfrentan con el alcohol, las drogas, y de cómo la Iglesia Católica busca ayudarlos; toda la historia es muy emocionante y profunda.

— ¿Cuál ha sido su sentimiento al participar en la filmación?

—De mucho honor, porque es una historia que entra en el corazón de la gente, por eso deseo y quiero que toda la gente vaya a verla, porque se trata de una película muy humana, llena de fe y esperanza para todas las personas.

No hay comentarios: