LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO

LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO
LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA Y FERNANDO "HUANCHACO" GUTIÉRREZ

martes, 27 de junio de 2017

"DE NUEVO A LA VIDA" (1973) DE LEONIDAS ZEGARRA UCEDA EN LA REVISTA "CARETAS" No 493 DEL 07-21 DE FEBRERO DE 1974, PÁGINA 42, POR ISAAC LEÓN FRÍAS.

¡LOS MARXISTAS PIENSAN CON EL CULO! ¿A QUIÉN LE INTERESA PAGAR LA ENTRADA AL CINE PARA QUE LE LAVEN EL CEREBRO A FAVOR DE LOS ABSURDOS "CAMBIOS SOCIALES" COMUNISTAS DEL "PROCESO REVOLUCIONARIO PERUANO"?
Revista "Caretas" No 493 del 7-21 de Febrero de 1974, página 42, "CINE: ESTACIÓN DE ESPERA", artículo de Isaac León Frías, quien niega legitimidad al largometraje "Estación de Amor" (1974) de Oskar Kantor, porque no cumple con un estilo marxista acorde a las tropelías del comunista Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada.del Perú. ¡Exijo ejecución inmediata de todos los colaboradores del "proceso revolucionario peruano"! ¡Hay que desinfectar al Perú de esa plaga! ¡Si quieren "verosimilitud" que vayan a trabajar de obreros a una fábrica en lugar de meterse a una sala de cine! ¡Babiecas! "Las estampas postales" les gustan a todos, y si pagan la entrada los espectadores es mejor que tengan "complacencias plásticas" porque la basura de las calles sí es gratis! ¡Si quieren "inquietarse" viendo una película siéntense sobre una alcayata!
Así es queridos admiradores...

¡Una crítica del año 1974 menciona a "De nuevo a la vida" (1973)!
Lamentablemente tal "comentario crítico", favorecedor y justificador de los delitos contra la propiedad planificado y ejecutados por el pernicioso "Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada del Perú" denigra tanto a "Estación de Amor" (1974) de Oskar Kantor como a "De nuevo a la vida" (1973) por no reclinar la cabeza ante los censores, ante los vendidos a la revolución marxista, y tomar una línea propia.

¡El descaro de los malnacidos oportunistas traidores a su propia clase social es escandaloso! ¡Son lo peor de la pequeña burguesía! ¡Son el sector más vil, improductivo y retorcido de la clase media! ¡Qué naúsea!

La página de esta revista llamada "Caretas" que permite se publiquen tales textos totalitarios de lavado cerebral marxista, es un documento evidente de que en los proyectos comunistas los más inútiles, los menos preclaros, los más rastreros, pretenden asumir la posición de "guías iluminados de la sociedad"! ¡Qué farsa tan pestilente! ¡Qué degradación humana tan irreversible! 

¡Como si los talentos que permiten a los cineastas concebir y coordinar la producción de largometrajes tuviesen que ser puestos a disposición de los espíritus más estériles, más impotentes y más mezquinos! ¡Me hago el uno, el dos y una mezcla de ambos sobre las cacasenas pretensiones marxistas! ¡Todos los ideólogos de la Revolución Peruana fueron y son la miseria humana encarnada! ¡No sé cómo aguantan mirarse en los espejos! Seguramente que los espejos se rompen solos cuando ustedes se plantan delante de ellos...
---
Bueno queridos admiradores, como pueden notar estoy feliz de que existan cineastas como Oskar Kantor o Luis Llosa Urquidi o yo, Leonidas Zegarra Uceda, cineastas que seguimos nuestros propios criterios en lugar de prestar atención a esa inmundicia humana llamada ideología revolucionaria marxista.

Con profundo afecto por todos mi admiradores, me despido...

LEONIDAS ZEGARRA
ANTICOMUNISTA MILITANTE, ADMIRADOR DE DONALD TRUMP / BRUCE WAYNE / TONY STARK, ADMIRADOR DEL DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, ADMIRADOR DE LA CIA (AGENCIA CENTRAL DE INTELIGENCIA ESTADOUNIDENSE), PROMOTOR DE LA DISOLUCIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERÚ, PROMOTOR DE LA DESPOBLACIÓN DEL TERRITORIO PERUANO ANTES DE QUE PASE A FORMAR PARTE DE LOS EE.UU., ADMIRADOR DEL "PLAN CÓNDOR", PROMOTOR DE QUE VENEZUELA SEA LIBERADA DE LA TIRANÍA MARXISTA POR VÍA MILITAR, CINEASTA FUERA DE SERIE.
Revista "Caretas" No 493 del 7-21 de Febrero de 1974, página 42, "CINE: ESTACIÓN DE ESPERA", artículo de Isaac León Frías, quien niega legitimidad al largometraje "Estación de Amor" (1974) de Oskar Kantor, porque no cumple con un estilo marxista acorde a las tropelías del comunista Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada.del Perú. ¡Exijo ejecución inmediata de todos los colaboradores del "proceso revolucionario peruano"! ¡Hay que desinfectar al Perú de esa plaga! ¡Si quieren "verosimilitud" que vayan a trabajar de obreros a una fábrica en lugar de meterse a una sala de cine! ¡Babiecas! "Las estampas postales" les gustan a todos, y si pagan la entrada los espectadores es mejor que tengan "complacencias plásticas" porque la basura de las calles sí es gratis! ¡Si quieren "inquietarse" viendo una película siéntense sobre una alcayata!

Revista "Caretas" No 493 del 7-21 de Febrero de 1974, página 42
El texto del artículo dice lo siguiente:

"CINE
ESTACIÓN DE ESPERA.- "Estación de amor" aparece en el marco de la cinematografía peruana como el intento más claro, hasta el momento, (De nuevo a la vida sería un precedente más), de conciliar el aspecto comercial y la función crítico-social del cine; es decir, a la vez que trata de alcanzar un público potencial lo más numeroso posible, no quiere dejar de proyectar lo que vulgarmente se llamaría "un mensaje social": la doble función, pues, de entretener y de persuadir. Con ello, apuntalar el surgimiento de una industria, aún embrionaria, y, al mismo tiempo, vincular el filme con algunas facetas del momento histórico presente.
    Este intento fracasa debido a una serie de constricciones y limitaciones estético-ideológicas que la película reproduce en forma realmente transparente. La opción ideológica asumida: una historia de amor salpicada de resonancias sociales, está sobresimplificada y edulcorada en exceso, y no ofrece a nivel estético el menor grado de verosimilitud. Las actuaciones, los diálogos, por tanto, las situaciones, no son convincentes; el desarrollo del relato es débil tanto en lo que se refiere a la línea argumental central como a las anotaciones marginales (las entrevistas, las alusiones a ciertos aspectos del proceso de cambio del país) y no se integra en una unidad significativa coherente. Esta defección a nivel creativo está agravada notoriamente por una serie de constricciones, voluntarias o involuntarias, asumidas por el filme, muchas de ellas por el propio carácter conciliador ya indicado que la película pretende tener. Las elecciones al respecto son inequívocas: por ejemplo, el que se hayan escogido ciertos lugares y escenarios para la acción, que si bien no llegan al nivel de estampa postal que tenían los de Cholo, condicionan la película a ciertas complacencias plásticas totalmente gratuitas. Por ejemplo, igualmente, la elección de una actriz como Elvira Travesí, condicionada por una técnica televisiva que el realizador no ha sabido superar. Por ejemplo, también, las referencias al cambio que se produce en el país, absolutamente postizas, no porque el realizador no crea en ellas, sino porque aparecen incrustadas, sin más, en el filme. En fin, hay así una cadena de mediaciones implícitas que lastran la película y que, en definitiva, contribuyen a impedir que se alcancen los objetivos propuestos, pues Estación de amor ni logra interesar a un nivel de "entretenimiento" (por más que esté mejor realizada técnicamente que la mayor parte de las películas hechas anteriormente en el Perú) ni creo que llegue a "inquietar" ni siquiera mínimamente a la juventud (su principal destinatario) o al resto del público. (Isaac León)"

No hay comentarios: