LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO

LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA CINEASTA EXTRAORDINARIO
LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA Y FERNANDO "HUANCHACO" GUTIÉRREZ

sábado, 2 de abril de 2011

PEDRO PABLO KUCZYNSKI / PPK DE PELÍCULA

Pedro Pablo Kuczynski, PPK
Candidato a la Presidencia de la República del Perú
Comando de Campaña Central
Av. de la Policía 643 entre cdra. 8 y 9 Gregorio Escobedo - Jesús María
Lima - Perú
Teléfono: 202 4600
Presente.-

Admirado señor Kuczynski: lo felicito por su candidatura y le expreso mi apoyo a la misma.
Tengo total fe en su gestión como Presidente del Perú.

Soy un cineasta que siempre ha mantenido su independencia empresarial.
En esta oportunidad, en vista de los peligros totalitarios que se ciernen sobre nuestra Patria, deseo hacerle llegar mi solidaridad política.

El peligro marxista está a las puertas de la toma del aparato estatal en el Perú.
Que esta es una amenaza real, sólida, en desarrollo, es evidente para cualquier ciudadano que dedique el tiempo necesario para analizar las propuestas políticas de los candidatos en campaña. Lamentablemente, largos años pasados bajo la influencia propagandística de este movimiento internacional apátrida dificultan su reconocimiento para la mayoría de nuestros compatriotas. En mi caso, en mi práctica como narrador audiovisual he visto suficiente para comprender que nos enfrentamos a hombres endurecidos por un odio ciego e irrefrenable hacia las cualidades creativas del ser humano. El resentimiento de estos hombres es tal, que solamente viven para entorpecer cualquier iniciativa por parte de ciudadanos emprendedores que tienen disciplina personal, persistencia cotidiana y fe en el futuro y en una vida mejor.

Aunque los medios de comunicación en el Perú parecen notar que rondamos peligrosamente la debacle social y económica, ninguno llega a representarse totalmente la situación monstruosa en la que caería el Perú (el medio que más se acerca a la comprensión del fenómeno parece ser el diario "CORREO", gracias a su distinguido director Aldo Mariátegui y a importantes columnistas, como por ejemplo el señor Andrés Bedoya Ugarteche; entre los intelectuales MARIO VARGAS LLOSA presenta entendimiento claro de la circunstancia). Los métodos represivos marxistas, siempre tras el disfraz de la "ciencia materialista" son crueles, despiadados, mortales, para decenas de miles, centenas de miles y finalmente, millones de personas. Las redes de delación y espionaje de los vecinos entre sí, de los padres por los hijos, de los docentes por sus alumnos, son práctica común en las sociedades totalitarias víctimas del flagelo marxista. El control central de la producción trae escasez inmediata, que luego es reforzada planificadamente como método de "ingeniería social" y manejo de las poblaciones. La escasez, cruel arma política, deviene un método de extorsión general por la cúpula marxista. La destrucción de la productividad social, el control de las comunicaciones y la intervención en cada aspecto de la vida privada mediante la colectivización de toda actividad social son los pasos subsecuentes para entronizar en el poder al Comité Central del Partido Comunista.

Como narrador audiovisual que siempre ha actuado con total independencia empresarial y creativa, he trabajado intensamente cada día para hacer realidad mis sueños artísticos. He recibido todo tipo de críticas, las más duras de sectores cuya lealtad política con el sistema capitalista, no marxista, podía ser puesta en duda. Las críticas más benignas siempre fueron de mis compatriotas que asistían a ver mis obras y que en innúmeras ocasiones abarrotaron las salas donde se exhibían mis filmes o los locales que presentaban los espectáculos por mí organizados. Conozco la naturaleza luchadora de mis compatriotas, que respetan los bienes ajenos y con esperanza indestructible laboran incansablemente de sol a sol para proveer a sus familias de los mejores bienes y valores que nuestra sociedad produce. Siempre fueron los hombres intelectualizados, de corazones duros e insensibles, cargados de pesadumbres cristalizadas, pletóricos de amargos resentimientos, los que denigraron con mayor furia mis trabajos.

Yo creo en mi libertad de acción. Yo creo en mi capacidad de producir bienes y servicios para mis semejantes. Yo creo que Dios me hizo para llevar su amor al mundo y para crear una sociedad en la que yo y mis semejantes pudiésemos expresar nuestro espíritu creativo. Este ha sido el credo de mi práctica profesional por decenas de años.

Sé que existen serias amenazas a mis creencias. Sé que existen hombres que han perdido la fe. Sé que tras el discurso marxista estos seres han racionalizado su vacío espiritual, su dolor, su deseo de venganza contra un mundo al que culpan de su escasez de vitalidad propia, de creatividad, de capacidad de realización. Comprendo todo esto y sé que es hora de tomar partido de modo claro y contundente.

Por tanto, me atrevo (con la audacia que siempre ha acompañado a mis acciones), a proponerle, señor Kuczynski, la realización de una película de bajo presupuesto para la televisión peruana, latinoamericana y mundial en la cual usted será el protagonista, con nombre propio o fingido y en la cual se muestre el peligro marxista que amenaza a nuestro país, a Latinonamérica y al mundo entero.

Sé que usted ganará en la primera vuelta, o, en el peor de los casos, en la segunda vuelta. En caso de que se materialice esta segunda alternativa, podemos filmar en pocos días la película. Luego editarla rápidamente y exhibirla en televisión o, en el peor de los casos, colgarla en internet, en el sitio electrónico de su partido. Lo importante tras este proyecto es que LA POBLACIÓN EXPERIMENTE DE PRIMERA MANO LA VIDA BAJO UN RÉGIMEN MARXISTA. Solamente así tendra valor el esfuerzo por plasmar esta idea.

Mi sugerencia inicial es que usted represente a un personaje que, como empresario, padre de familia y/o candidato a la presidencia, se atreve a desafiar el autoritarismo totalitario marxista y se enfrenta a los tenebrosos peligros que esto implica. El telefilme podría durar sesenta minutos o noventa minutos dependiendo de los inversores que podamos convencer para desarrollar este proyecto, que tendría que estar listo para antes de la segunda vuelta electoral.

Sé que su tiempo es precioso y, luego de plantearle mi idea, me despido a la espera de su respuesta a mi propuesta.
En momentos en que se avecinan graves recortes contra la democracia y la privacidad ciudadana, los grandes hombres nos reconocemos porque somos capaces de enfrentar con calma la azarosa incertidumbre de lo desconocido y plantarle cara a los representantes del mal, cualesquiera sean las caretas tras las que se escuden.

Reciba mi mayor agradecimiento por su postulación

Atentamente

LEÓNIDAS ZEGARRA UCEDA
Cineasta

No hay comentarios: